Marionetas del gobierno
   
  Pacos culiaos cafiches del estao'
  El Rumpy se mete en la raja a los pacos
 
El Rumpy barrió el piso con Carabineros
Rolando Ricciulli Rivero

Roberto Artiagotía, más conocido por la gallá como el Rumpy, se fue en picada ayer contra Carabineros de Chile... ¿El motivo? Una auditora llamó a su programa "El Club del Cangrejo", de Radio W, para contar, entre otras cosas, que en dos oportunidades los verdes la habían pillado en pleno grado tres.

El relato sacó los choros del canasto al locutor y le dedicó el medio rosario a la institución. Con esto, dejó en claro que es el tutor del Negro Piñera, a la hora de mandar recaditos: "Los pacos culiaos, loco. Si hay algo que me enfurece, son los pacos ociosos. Cachái al paco culiao, no tenía nada más que hacer que venir a hueviar a los hueones que están haciendo el amor (...) Por qué no te vai a hueviar a otro lado paco conchetumadre, la dura. Más encima, ustedes estaban en la intimidad (...) No hay nada peor que un paco ocioso, ¡puta la hueá!".

Pero el hermano del padre Jolo, no paró la avalancha de pericos ahí. La cosa se puso color de hormiga después que la auditora contara que no era la primera vez que los carabitates le interrumpían un ¡Viva Chile! Se vino entonces, la segunda patita:

"Puta los pacos. Por qué no se van a perseguir ladrones, en vez de hueviar a la gente que se está amando. Que vayan a buscar políticos pedófilos (...) Pero por qué van a buscar a una ciudadana humilde que está haciendo el amor con su novio. ¡Pacos culiaos, cafiches del Estado...! (Deja seguir, interrumpe la auditora)... ¡Pico pa' los pacos, pico pa' los pacos!".

A esas alturas, Artiagotía festinaba de lo lindo: "Esta hueá me molesta, ¿cómo basureamos más a Carabineros de Chile?. Mientras te pillaban a ti, estaban asaltando a todos los hueones (...) Vayan a meterse a la Legua, Cerro Navia los culiao, en vez de andar hueviando en los miradores (...) No se atreven, si no tienen cojones los hueones...".

 

Llama un oficial

Después del parlamento del Rumpy, la chiquilla continuó la historia, la terminó y le pusieron un tema. A la vuelta de la tanda, un oficial, que se identificó como Juan Carlos y con más de 20 años en la institución, estaba al cuernófono:

- Rumpy (R): ¡Bueeeenas tardes..!


- Estoy llamando de Carabineros...

- (R):¿Por qué?


- Lo llamo a usted porque estoy molesto por la forma de expresarse que tiene.

- (R): A ver... espera, espera...


- ¡Cómo me voy a parar, pos hombre!

- (R):Calmao loco. ¿Cuál es tu nombre?


- Juan Carlos...

- (R): Hola Juan Carlos. ¿Qué edad tienes?


- (JC): 47 años...

- (R): ¿Y te enojaste?


- (JC): Por supuesto. En este momento estoy de vacaciones y me encontré que tú estabas hablando de la policía y eso me emputece.

- (R): ¿Qué opinái de lo que dije?, ¿dije alguna mentira?


- (JC): No, no es mentira, pero nosotros cumplimos una labor preventiva en la población.

- (R): ¿Tú llamái porque estaba mintiendo?


- (JC): No... Es que no es la forma de expresarse. No debe ser así el trato, la policía está todo el día en la calle trabajando...

- (R): ¡Cómo no me va a dar rabia!


- (JC): ¿Pero por qué te va a dar rabia?

- (R): Por qué no vai a perseguir a los malos, pa' qué vai a estar hueviando a los hueones que andan tirando...

 

Se caldean los ánimos...


- (JC): Si querís hacer el amor, tienes un lugar para hacerlo. Lo que pasa es que considero injusta la forma en que te expresaste. Además, estamos en el mes de aniversario de la institución...

- (R): Pero es que a mií no me importa...


- (JC): Entonces hace tu programa a costillas de otra persona, no de la institución.

- (R): A mí los pacos me importan una hueá. La policía y yo no somos amigos. Encuentro que los pacos son unos frescos culiaos, que en vez de andar persiguiendo a los ladrones, van a hueviar a los hueones que no están haciendo nada...


- (JC): Estás equivocado.

- (R): Pero si tú me dices que no estoy mintiendo


- (JC): Nooooo... Sí estás mintiendo. Si querís hacer el programa a costillas de Carabineros, hazlo.

- (R): Juan Carlos, con mucho respeto. A costilla de los pacos mi programa, jamás... Detente un rato...

Puede que me haya excedido en decir que los pacos son unos tales por cuales. Soy súper lejano al mundo de Carabineros y me gustaría saber cuánto trabajan, dónde viven...


- (JC): Esa parte no me corresponde decirla. Estoy planteando mi punto de vista.

- (R): Me estái diciendo que no estoy mintiendo y que sólo la cagué en decir que los pacos eran flojos...


- (JC): Jamás. Soy un oficial que lleva más de 20 años y que he dado el 100 por ciento a la institución y la ciudadanía y no nos merecemos un trato de este tipo...

- (R): ¿Vejatorio?


- (JC): Vejatorio, pues señor.

- (R): Te digo una hueá, los pacos se pasan por la raja a los detenidos. Alguna vez que se los pasen por la raja, no seái fresco...


- (JC): No puedes expresarte de manera general.

- (R): Vos me vai a prohibir, ah.


- (JC): Tú hacís lo que querís.

- (R): Y vos también.


- (JC): Me siento porque me tocaste y me tercié contigo. Tu programa es el más ordinario de Chile.

- (R): Y vos lo estabai escuchando en tu casa, pos hueón...


- (JC): Pero puta, yo estoy de vacaciones y....

- (R): Apaga la radio....


- (JC): Pero si tú dijiste que los pacos no dan la cara...

- (R): Estái cagao de susto. Oye que tengo miedo, va a venir un paco. Los tiempos de la dictadura y los colegas degolladores ya pasaron, hermano...


- (JC): No se trata de eso.

- (R): Las manitos con sangre ya pasaron. Aquí voy a decir lo que se me cante la raja...


- (JC): Soy de otra generación...

- (R): ¿Y hace cuánto trabajái me dijiste?... No tendrás las manitos con sangre.


- (JC): No joven, gracias a Dios.

- (R): ¿Y tus colegas?


- (JC): Ese es problema de cada uno.

 

La despedida

- (R): Cada uno dice lo que quiere, ese es el país en el que estamos ahora..


- (JC): Por último exprésate un poco mejor.

- (R): Me expreso como quiero...


- (JC): Soy un hueón ordinario, tienes una mugre de programa.

- (R): Ponte la radio de los pacos...


- (JC): Igual escuchái buena música.

- (R): Pon la hueá y no me hueí a mí...


- (JC): No sé de dónde te ganaste tu prestigio...

- (R): Me lo regalaron...


- (JC): Y te lo ganaste haciendo puras hueas. Bueno, señor Artiagotía, usted fue muy amable en escucharme y disculpa la molestia.

- (R): Hasta luego... ¡ejalé!


Fuente: La Cuarta
http://www.lacuarta.cl/diario/2004/04/22/22.21.4a.ESP.RUMPY.html






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

 
  Han pasado por aquí: 545 visitantes (952 clics a subpáginas) Antipacos  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Púdranse imbéciles